Os proponemos para hoy una visita al Palacio Episcopal de Astorga, obra de Antonio Gaudí.

Palacio Episcopal de Astorga

 

El antiguo Palacio episcopal databa de los tiempos de Doña Urraca, quien había donado al Obispo Don Pelayo en 1120, un solar dentro del recinto de las murallas. En 1886, un incendio arrasa el edificio, y la diócesis de Astorga con el obispo Juan Bautista Grau y Villaespina al frente emprenden la construcción del nuevo palacio. El origen catalán del obispo, influye en el hecho de que la obra se encargue al también catalán, arquitecto Antonio Gaudí, quién en 1887 proyecta un edificio gótico.

La obra comienza en el año 1889, paralizándose en 1893 a la muerte del obispo Grau, cuando tras fuertes discrepancias con la nueva Junata diocesana, Gaudí decide abandonar la obra, faltándole a ésta aún el rematar el último piso y cerrar los tejados.

Los arquitectos que le suceden respetan en gran medida los planos iniciales, hasta que finalmente esta se termina en 1913. En 1943 es reparado y se elaboran nuevos elementos, como una cerca y un foso, que intentan fundir las ideas de castillo y palacio. La culminación de todas las obras no se produce hasta 1961.

Está orientado de Sureste a Noroeste, y apoya el lateral Nordeste sobre la antigua muralla.

Es un edificio modernista de estilo neogótico que sigue las pautas de final del siglo XIX.

Consta de cuatro fachadas, rodeadas por un foso, con torreones circulares en cada esquina y dos salientes fundamentales: el pórtico de acceso de arcos abocinados, y el ábside de la Capilla, de estilo gótico. Tres de los torreones son iguales en tamaño, excepto el orientado hacia el Norte, cuyo diámetro es mayor ya que por el discurre la escalera de caracol que comunica interiormente todas las plantas.

Para los pilares y arcos interiores se utiliza el ladrillo barnizado de Jiménez de Jamuz y en el exterior se emplea granito del Bierzo, lo que le confiere un precioso cromatismo grisáceo.

Tres ángeles de zinc con los atributos episcopales en alusión al obispo Grau, y diseñados por Gaudí para rematar la cubierta, permanecen en el jardín que rodea al palacio, al no haber podido ser colocados, puesto que cuando Gaudí abandonó la obra no dejó explicaciones al respecto de cómo hacerlo.

Destacan la gran luminosidad de los pisos y los elementos empleados con este fin. Desde el foso, para iluminar los sótanos, a las hermosas vidrieras de las plantas en altura.

El interior cuenta con estancias para uso del obispo (el comedor de gala, el salón del trono, el despacho oficial, etc.) y una espléndida capilla, que es una reproducción de un pequeño templo gótico con un altar de mármol de Carral.

Este conjunto de castillo, templo y palacete señorial, alberga el Museo de los Caminos, que recoge una muestra de epigrafía romana y escultura medieval.

 

Fuente: http://leonocio.es/palacio-episcopal-de-astorga/

Un pensamiento sobre “Os proponemos para hoy una visita al Palacio Episcopal de Astorga, obra de Antonio Gaudí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>