¡Silencio, se rueda!

Sara López | redacción 29/10/2012

En Castrillo de los Polvazares (Astorga) sus menos de cien habitantes ya se han acostumbrado a las cámaras. Su conjunto histórico-artístico junto a su peculiar encanto ha hecho que desde 1973, año en que se rodó la primera película en el municipio, El mejor alcalde, el Rey, los fotógrafos y equipos de televisión se fijen en esta localidad maragata para convertirla en escenario de variopintos rodajes. Ahora, casi 40 años después, una normativa regulará por primera vez la grabación de productos audiovisuales en la localidad.

La ordenanza, publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de León, y que entrará en vigor a partir del 1 de noviembre, tiene como objetivo mantener el orden público y enriquecer de alguna manera al municipio. «Pensamos en la creación de esta normativa, al darnos cuenta que en muchas ocasiones los productores no pedían permiso para invadir la pedanía y realizaban cortes en el tráfico», explica el pedáneo de Castrillo de los Polvazares, Esteban José Salvadores, quien añade que entre las normas que contempla el real decreto, se encuentra el cobro de unas tasas, que dependiendo de las características del rodaje y de su impacto ornamental, oscilarán entre una y cinco veces el importe del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (Iprem). «Las productoras tendrán que pedir permiso a la junta vecinal 15 días antes de comenzar el rodaje. Aún no sabemos muy bien si se las cobrará el Iprem mensual, 479 euros, o el Iprem anual, 5.749 euros», asegura Salvadores.

Otro de los puntos que contempla la normativa es la reserva de espacios para la realización de la grabación o el estacionamiento de vehículos, que tendrá que hacerse 24 horas antes del rodaje. «Pretendemos que todo se haga de tal forma, que no pille a nadie de sorpresa», aclara el pédaneo. Por este motivo, las infracciones, clasificadas en leves, graves y muy graves, serán sancionadas con una cuantía que va desde los 60 euros hasta los 30.050 euros.

Asimismo, las grabaciones deberán ceñirse a unos horarios, desde las 7.00 hasta las 23.00 horas, y a unas normas de limpieza y catering, quedando prohibido el servicio de comida en los espacios públicos.

Quedan excluidas de la ordenanza la realización de reportajes fotográficos con cámara manual o de vídeos con cámara al hombro.

 

Fuente: Diario de Leon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>